Tuesday, September 4, 2012

La injusticia persiste en Chile: las dictaduras crean constituciones para sus fines. Y quieren que duren por siempre.


Chile: un país no tan perfecto y, mucho menos democrático que lo que pretende.


“La Suprema Corte de México determinó este lunes que un juez civil atienda el caso de un general y 21 militares acusados de torturas, homicidios y desaparición de cuerpos", informó esa institución en un comunicado.
“Por 7 votos a favor y uno en contra, el pleno de la Corte resolvió que “la jurisdicción penal militar no es el fuero competente para juzgar y sancionar a los autores de violaciones de derechos humanos de los civiles, sino que el procesamiento de los responsables corresponde a los tribunales ordinarios”.  
(Cita de artículo en Radio Bio=Bio: 

Esto sucede en México, En Chile no. El poder establecido y la mentalidad arrogante no necesita aprender nada. Lo saben todo... Se necesita pensar democráticamente para modificar una aberración tan grande como las Cortes Marciales y no pretenderse subjetivamente como oráculos y justos. Hay que decir que a Pinochet le encantaban y con ellas asesinó e hizo desaparecer a muchos que, gracias a un Poder Judicial efectivamente injusto, chueco, siguen impunes.  Las que permiten que a los asesinos de lesa humanidad que han sido condenados, (y viven en jaulas de oro, como Punta Peuco), les den beneficios carcelarios de salida semanal…  El Presidente actual de la Corte Suprema chilena, Rubén Ballesteros, fue un “eficiente” juez de esas cortes del dictador… y su trayectoria ha sido de asegurar impunidad a quienes violan la justicia y los derechos humanos, como es el caso de presos político y del pueblo Mapuche. Esto, para referencia del nivel de justicia en Chile que asegura el sesgo anti-justicia, sin equidad y con una “democracia y justicia a la chilena”. Ballesteros no está solo: lo eligieron sus pares, los que justifican testigos protegidos, no les importa usar “confesiones” obtenidas bajo tortura, aceptan revocaciones de penas en crímenes de lesa humanidad (caso del asesino de Jaime Mendoza Collío), aseguran la tranquilidad de las fortunas que más daño le hacen al país, permiten salarios inmorales, la destrucción del medio ambiente y del futuro de la juventud…

En Chile no existen la normas legales y los afectados en sus derechos y/o condenados deben recurrir a  huelgas de hambre, a vivir en clandestinidad para no ser arrestados por crímenes que se les achacan sin haber jamás ocurrido (Caso de Mijael Carbone de Temucuicui a quien amenazan “de pegarle un tiro” cuando lo pillen). Es un paisito que va a cambiar, a pesar de tanto “apitutado” y coludido con poderes inconfesables. Hasta los alcaldes imponen sus leyes y atropellan a los estudiantes. Les niegan tener opiniones y expresarse. Y al expulsar a los estudiantes “porque sí”, por “desobedientes” tengan que ir a huelgas de hambre, como ha sido el caso de estudiantes secundarios. (Hoy lleva 14 días de huelga el joven Ángel Muñoz en el INSUCO -Instituto Superior de Comercio) Vemos jueces que dictaminan incluso en temas en los que no tienen calidad moral por ser accionistas de los proyectos… Las Represas de Aysén y otros proyectos enormes.  

Hay demasiado reyezuelo  moldeados en  figura e inmoralidad del gran dictador que tuvimos.  Mucho magnate llenos de dinero y de aire caliente que los hace subir… Falta mucho camino por recorrer para que podamos decirnos un país justo.

Por eso la lucha continúa y las elecciones, manoseadas y abusadas, pierden cualquier respetabilidad. No basta votar para tener democracia.


Por una versión más detallada de este artículo, en inglés, ver: http://cectse.blogspot.ca/2012/09/la-injusticia-persiste-en-chile-las.html

No comments:

Post a Comment

Post a Comment